Hace pocos días MAKLER logró alcanzar su primer cuarto de siglo. Se dice fácil, pero 25 años en una empresa representan de por si, un gran trabajo de equipo para superar  los inmenso obstáculos que se nos han atravesado  durante este camino.

Cuando fundé MAKLER lo hice con ilusión, expectativas y muchas ganas de trabajar; a la misma vez sentía nerviosismo y la angustia que genera el querer hacerlo todo bien. A los 34 años, no tenía experiencia  manejando empresas, pero tenía como premisas  la disciplina, el orden, la ética, la humildad ante los empleados y una idea fundamental: atender en forma especial a los asegurados, dándoles un servicio excepcional. 

Ya de eso han pasado varios años, unos muy buenos y otros que no llenaron las expectativas, pero con constancia y resistencia, confiando en la visión  inicial  que tenía de la empresa y respaldado por en el equipo que me ha acompañado, hemos logrado vencer muchos obstáculos y así planeo seguir haciéndolo.

A lo largo de los años se fueron  sumando empresas, todas interrelacionadas y conectadas para satisfacer a plenitud las necesidades  de nuestros clientes, respetando las leyes venezolanas y dándole oportunidad de desarrolllo profesional a los que laboran en ellas. Es así como logramos consolidar el Grupo MAKLER.

Durante nuestra historia nos ha tocado lidiar con alta inflación, hiperinflación, devaluaciones, carencias, eventos políticos y sociales perturbantes de la estabilidad empresarial, además de cambios constantes, pero nunca consideramos celebrar  los 25 años, afectados por una pandemia mundial. Adaptarnos y superarla es y seguirá siendo un gran reto, sabemos que MAKLER no será la misma de antes cuando lo hayamos logrado. Hay cambios que  permanecerán, como  el trabajo parcial desde la casa  o “home office”,  un modelo que está consiguiendo gran acogida a nivel mundial y que nosotros, como todo modelo nuevo, debemos aún perfeccionar.

Como todo y como siempre, MAKLER seguirá adelante y se adaptará para lograr cumplir, en los próximos 25 años medio siglo de existencia, muy  posiblemente ya no con su fundador al mando, pero con una nueva generación que guiará los destinos de la empresa manteniendo a cabilidad los principios con que se creó.

No quiero terminar sin agradecer en forma especial a mi esposa y mis  hijos, así como al resto de mi familia  por haber confiado en mi y por haberme apoyado y comprendido constantemente. Así mismo agradezco a todo el Equipo MAKLER que me ha acompañado y me está acompañando. Por último, pero no menos importante agradezco a nuestros clientes, amigos y proveedores, sin ellos no lo estaríamos logrando.

¡Gracias a todos!

Kay Boetticher

CEO / Presidente
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?